Una correcta puesta a punto del automóvil reduce las emisiones de gases contaminantes en vehículos

La lucha contra la contaminación del aire protagoniza el 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente. Este año China, líder en el desarrollo del coche eléctrico, será su anfitrión. Y mientras llega este próximo futuro de emisión cero, hoy es un buen momento para recordar algunas medidas a aplicar de inmediato con el objeto de reducir las emisiones de nuestros vehículos. 

Unidos por un planeta #SinContaminaciónDelAire

Un 92% de la población de la Tierra respira aire contaminado, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Solo en España se producen al año unas 27.000 muertes asociadas a la contaminación del aire. Cincuenta años de lucha contra la contaminación atmosférica han dado sus frutos (por ejemplo, se ha reducido considerablemente la contaminación derivada de la quema de carbones y fuel pesado), pero todavía queda mucho por hacer.

De resolver problemas en la industria y las calefacciones se ha pasado actualmente a trabajar para reducir la contaminación emitida por los vehículos. Las grandes ciudades están reduciendo el tráfico en el centro, incentivando el uso de coches eléctricos y compartidos y abriendo la puerta a nuevas formas de desplazamiento urbano, como los famosos patinetes.

Pero mientras estas medidas llegan y el vehículo eléctrico se hace común, como usuarios de vehículos de combustión, ¿cómo podemos contribuir a reducir la contaminación?

Lo más eficaz, con mucho, es usar el coche solo cuando es realmente necesario (te sorprenderán las muchas ocasiones en que no sale a cuenta sacarlo del garaje). También es útil compartir el coche con amigos y/o familiares que realicen la misma ruta.  La conducción eficiente garantiza una significativa reducción de los gases emitidos por el tubo de escape, y es fácil de poner en práctica: circula con la relación de marchas más largas posibles y anticípate en la conducción evitando frenazos y acelerones bruscos.

Puede que ya pongas en práctica todo esto, pero ¿qué hay del mantenimiento?

Un correcto mantenimiento del vehículo es fundamental. El principio es sencillo, todo lo que contribuya a dificultar la marcha del vehículo, conlleva un aumento del consumo de combustible y por tanto, un aumento de niveles de partículas contaminantes. Aquí te mostramos ocho trucos para mejorar el mantenimiento y reducir la contaminación:

  • Es importante respetar los intervalos de revisión y mantenimiento establecidos por el fabricante, no son caprichosos.
  • Conviene controlar periódicamente el nivel de aceite y prestar atención a los lubricantes, que cumplen un papel clave en las emisiones contaminantes. En la actualidad muchos motores utilizan aceites muy específicos, con un bajo índice de viscosidad, que permite menos gasto de energía para hacer circular el lubricante a través del motor. Menor viscosidad, significa menor gasto de energía y por lo tanto un descenso de las emisiones contaminantes.
  • Es fundamental utilizar combustibles de buena calidad. En vehículos diésel, su uso continuado por autopista o carretera mantiene más limpio el sistema de escape y controla las emisiones contaminantes (en general, los coches están en su elemento en la carretera, no en la ciudad).
  • Hay que evitar golpes en catalizadores y filtros de partículas. Su rotura interna puede provocar averías de importancia.
  • Las bujías deben ser sustituidas más pronto que tarde, no alargues en exceso su vida.
  • El filtro de aire debe ser sometido a limpiezas periódicas.
  • Por último, es importante el control de las presiones de los neumáticos.

En conjunto, prestar atención al mantenimiento reduce significativamente el consumo y por lo tanto la contaminación, y mejora la salud de todos nosotros. No lo dejes de lado, cuida la puesta a punto del que será probablemente tu último coche de motor de combustión.

Artículo en conjunto con Fundación Vida Sostenible: http://www.vidasostenible.org/informes/por-que-es-tan-importante-mejorar-la-puesta-a-punto-de-tu-coche/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *