Fundación Feu Vert amplía su compromiso medioambiental a la España vaciada

Fundación Feu Vert amplía su compromiso medioambiental a la España vaciada

 Desde su nacimiento, hace 10 años, Fundación Feu Vert ha invertido tiempo y recursos en lograr una relación más armoniosa entre la humanidad y la naturaleza. A través de colaboraciones, donaciones directas y programas de voluntariado entre los empleados y empleadas de Feu Vert, se ha trabajado en la protección del medioambiente en toda España, pero fundamentalmente en las zonas rurales. En 2021, y gracias a la colaboración con Bosques Sin Fronteras, un árbol  español –la Carrasca Milenaria de Lecina–, ha sido elegido Árbol Europeo del Año.
 

Este concurso europeo, que en España organiza Bosques Sin Fronteras, reconoce el valor de los árboles más singulares para la historia, la cultura y la vida diaria de las personas que viven a su alrededor. La victoria, por tanto, va mucho más allá de ganar el certamen. Llegará definitivamente cuando todos sepamos situar en el mapa de nuestro territorio a este pequeño pueblo de apenas 13 habitantes, que pertenece al municipio de Bárcabo (Huesca), generando cambios económicos y sociales que contribuyan a fijar población en un maravilloso entorno que ahora forma parte de la llamada España vaciada.

Símbolo de Lecina, de su comunidad y de su cultura, la Carrasca Milenaria tiene que convertirse ahora en un monumento en la comarca del Sobrarbe, dentro del parque natural de la Sierra y los Cañones de Guara, un paraíso apenas conocido, y que hoy te ayudamos a descubrir.

Lecina y Colungo

Asentado en una zona donde el agua es la protagonista, en uno de los más bellos lugares del cauce del río Vero, Lecina es un pueblo cargado de historia. Esconde numerosos ejemplos de arquitectura popular, con casas de muros de piedra y cubiertas de teja, como Casa Sampietro y Casa Carruesco. Su iglesia, originaria del siglo XVI, nos recibe a la entrada del pueblo. Y en las inmediaciones, muy cerca de la ermita de San Martín, podremos disfrutar de un conjunto de pequeñas covachas con pinturas esquemáticas prehistóricas en rojo, negro y blanco. Por descontado, también, de la imponente Carrasca Milenaria.

En Lecina no hay establecimientos hosteleros. Los fines de semana, en el parking, cuenta con food truck y aunque el pueblo dispone de camping, no se abre hasta el mes de junio. El municipio vecino, Colungo, sí dispone de alojamientos y restaurantes. Y también un árbol histórico: la Olivera Nada, que fue mención especial en 2017 en el concurso Mejor Olivo Monumental de España.

Qué ver cerca de Lecina

Alquézar: Declarada Conjunto Histórico- Artístico, nos invita a retroceder en el tiempo a través de un relajante recorrido por sus estrechas calles empedradas y rincones más emblemáticos. Su caserío se extiende a los pies de su castillo de origen islámico, convertido en colegiata tras la reconquista.

Aínsa: La villa se encuentra situada en la confluencia de los ríos Ara y Cinca, bajo la atenta mirada de Peña Montañesa. Su casco antiguo parece detenido en el medievo, no en vano también está catalogado como Conjunto Histórico-Artístico.

Ruta del vino de Somontano: El Somontano de Barbastro, entre el valle del Ebro y los Pirineos, ha sido desde antiguo una zona de tradición vinícola. Famosos son sus pintorescos pueblos y su naturaleza salvaje, un paraíso para los más aventureros.

Abizanda: Este bonito municipio oscense, asentado junto al embalse de El Grado, nos invita a recorrer su bello entramado urbano plagado de interesantes muestras de arquitectura medieval.

Naval y sus famosas piscinas de sal: Su caserío es uno de los mejor conservados de Somontano, muy conocido por su ancestral tradición alfarera. Pero sin duda, lo que más visitantes atrae es su salinar y sus cinco piscinas de agua salada.

¿Cómo llegar a Lecina?

La ruta más directa es desde el autocentro Feu Vert Zaragoza (150 kms). Por la autovía de Huesca hasta la capital oscense, para coger ahí la N-240 primero y la A-22 después. Se toma la salida 77 dirección norte por la a-1229 hasta Adahuesca y la A-2205 hasta Lecina, pasando por Colungo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.