Feu Vert Murcia: Cuatro voces por la inclusión laboral de discapacitados

Feu Vert Murcia: Cuatro voces por la inclusión laboral de discapacitados

Las personas con discapacidad son la minoría más grande del mundo y suelen tener más dificultades que otros colectivos en todos los niveles, primero en el acceso a la educación y más tarde, en su incorporación al mundo laboral. La Agenda 2030 se compromete a “no dejar a nadie atrás”. Pero la realidad es que en España la tasa de ocupación de personas con discapacidad todavía es muy baja –se calcula que solo el 5% de las personas con síndrome de Down tiene un empleo en nuestro país–.

Por si esto fuera poco, la actual crisis sanitaria consecuencia de la pandemia del coronavirus ha venido a agravar la situación. Solo en el primer semestre de 2020, se produjo un descenso interanual del 92% en las contrataciones de usuarios de Fundown.

La Ley de Discapacidad obliga a que las empresas con más de 50 trabajadores o más reserven el 2% de sus puestos de trabajo a personas con discapacidad. Antes del coronavirus, esta norma no la cumplían el 81% de las compañías. Y en la actualidad, dado que la preocupación principal es otra, las empresas están menos receptivas aún.

El panorama es desolador. Por eso, ahora más que nunca, hay que alzar la voz para reclamar más oportunidades de empleo para las personas con discapacidad. Y lo hacemos desde la Región de Murcia, donde Feu Vert tiene abiertos cuatro autocentros y, en cada uno de ellos, contratada una persona con discapacidad. Cuatro jóvenes trabajadores con capacidad, responsables, tenaces y entusiastas, que han querido compartir con nosotros sus esfuerzos, sus logros y sus esperanzas, tras alcanzar, por fin, el derecho a ejercer el control de su propia vida.
Cuatro voces, las de Ángel Ricardo, Mariola, Rocío y David Vicente, que gracias a la labor de Fundwon Murcia a través de su programa de empleo y con la colaboración de Feu Vert, han visto cumplido su derecho al trabajo en condiciones de igualdad y no discriminación. Cuatro voces que nos recuerdan que…

La única discapacidad es nuestra incapacidad de ver como sociedad que todas las personas tienen capacidades.

Ángel Ricardo, autocentro Feu Vert Cartagena:

“Cuando me hicieron contrato en Feu Vert, la alegría fue enorme. Toda mi vida había sentido como si la gente no me viera y, por fin, alguien confiaba en mí”.

Cuando Ángel se enteró de que Feu Vert contaba con él se sintió muy feliz y valorado. Encima en Cartagena, su localidad de residencia, ¡qué más podía pedir! Comenzó con un pequeño contrato de prácticas de un mes de duración. Alicia, su preparadora laboral en Fundown, le acompañaba durante toda la jornada para facilitarle la adquisición de tareas y Antonio, su encargado y jefe de tienda, le enseñaba todo sobre  neumáticos, baterías o aceites de motor: “Al principio estaba muy nervioso. Mis tareas son reponer y ordenar tienda, recepcionar mercancía y realizar control de stock, cambiar precios y atender al
cliente. Yo no tenía ningún conocimiento previo del mundo del automóvil y ninguna experiencia de atención al cliente”.

Pero eso no constituyó ningún problema para Ángel que, tenaz y perfeccionista, aprendió muy rápidamente: “Cuando, terminadas las prácticas, me dieron la noticia de que me contrataban para un año, la alegría fue enorme. Toda mi vida había sentido como si la gente no me viera y, por fin, alguien confiaba en mí”. El entusiasmo de Ángel fue contagioso, toda la plantilla del autocentro Feu Vert Cartagena percibió el esfuerzo de su compañero y se contagiaron de sus ganas y motivación: “También me ponía muy nervioso pensar cómo me tratarían mis compañeros, pero se me pasó rápido. Me han acogido de forma muy afectuosa y me hacen sentir en familia. Sergio, Javi, Antonio, Laura y Jorge, el jefe de tienda, son ahora mi otra mini familia. Siempre hay un momento para bromear o compartir planes”. Porque a Ángel le encanta el senderismo y, sobre todo, viajar. Y recuerda mil y una anécdotas de su último viaje a Noruega, con su madre y unos amigos.
Ahora no se puede viajar, pero Ángel planea y planea… No deja de solicitar más tareas y planes de formación para aumentar su especialización en Feu Vert.

Mariola, autocentro Feu Vert Zaraiche:

“Gracias al trabajo en Feu Vert he podido irme a vivir con mi novio. En cuanto me hagan fija, nos casamos y… ¡a aumentar la familia!”.

Mariola lo tiene muy claro. Su objetivo es conseguir un contrato indefinido en Feu Vert, casarse con su novio y tener hijos. No le falta fuerza de carácter y goza de autonomía completa: “Este es el segundo año que trabajo en Feu Vert y gracias a ello he podido irme a vivir con mi novio y ser independiente. Es todo un orgullo para mí. Además de un descubrimiento, porque cuando empecé no tenía ni idea de automóviles, ni había trabajado en comercio, cara al público”.
Al igual que en el caso de Ángel, del autocentro Feu Vert Cartagena, Fundown supervisó la integración laboral de Mariola a través de Alicia. Pero Mariola demostró enseguida su perfeccionismo y enorme capacidad de organización: “Soy muy meticulosa. Se me da de maravilla inventariar el stock y las implantaciones centralizadas, formo un gran equipo con Raquel, la jefa de tienda. Nunca imaginé la cantidad de referencias distintas que hay de neumáticos”. Pero ahora es una experta. En tipos de neumáticos, de aceites y en la atención al cliente: “Conste que soy muy tímida y era lo que más vergüenza me daba al
principio. Pero lo fui superando y si tengo dudas, pregunto a un compañero”. Porque en este punto Mariola es muy resolutiva: “Claro, lo que no entiendo lo pregunto. Además, Encarna, Alfonso y, por supuesto, Raquel, que son un referente para mí, me lo explican sin problemas”. A la inversa, Mariola también es un referente para sus compañeros. Sería imposible medir, quién aprende más de quién.

Rocío, autocentro Feu Vert Molina de Segura:

“No cambiaría a mis compañeros, ni mi puesto de trabajo en Feu Vert, por nada del mundo”

“Empleo con apoyo”, de Fundown Murcia, es una modalidad de empleo orientada a la inclusión laboral de personas con discapacidad que proporciona todos los apoyos, tanto dentro como fuera del entorno del trabajo, para lograr la plena integración del trabajador en el puesto. En este sentido, y como ya se ha comprobado en el caso de Ángel y Mariola, la figura del preparador laboral es determinante, porque además de facilitar ayuda y supervisión durante las primeras semanas de contrato en el mismo puesto de trabajo, incluye el acompañamiento fuera de él. Rocío, trabajadora en el autocentro Feu Vert Molina de Segura, es el mejor ejemplo de lo que se explica.

Porque Rocío vive en la localidad de Beniel, a unos 25 km. de distancia por carretera de Molina de Segura, lo que se traduce en más de una hora de trayecto en transporte público. A diario, Rocío toma dos autobuses o combina tren y autobús para acudir a su puesto de trabajo en el autocentro Feu Vert Molina de Segura. Y los preparadores laborales de Fundwon Murcia suelen acompañar a sus usuarios en estos trayectos hasta que son capaces de realizarlos con total autonomía.
Es el caso de Rocío, que no solo se desenvuelve con soltura por la calle, sino que ya es una experta en la tienda de Feu Vert. Controla la mercancía, se encarga de reponerla y atiende a los clientes con soltura: “Soy una persona muy sociable y extrovertida. Además, con un alto afán de superación, responsabilidad y compromiso. Me encanta compartir mis conocimientos con los compañeros y ellos me acogen muy bien, mi experiencia es bastante buena”. Lo que no significa que el gusanillo de los nervios le rondara al comienzo de su incorporación a la empresa: “Claro, estaba nerviosa. Porque entonces no
sabía con qué compañeros me iba a encontrar. Pero ahora que lo sé y domino mi puesto, no lo cambiaría por nada del mundo”.

David Vicente, autocentro Feu Vert Atalayas:

“Conseguir trabajo en Feu Vert ha sido el comienzo de una nueva vida más independiente y autónoma en la que puedo demostrar mis capacidades”.

David aún conserva fresco el recuerdo de la fantástica fiesta que le organizó su familia para celebrar el primer contrato de trabajo de su vida. Apenas han pasado una semanas desde que concluyó las prácticas, firmó su contrato y empezó a trabajar, pero su satisfacción no puede ocultarse tras la mascarilla y sus ojos brillan, reflejando la evidencia de que su vida ha dado un giro radical: “Conseguir trabajo en Feu Vert ha sido el comienzo de una nueva vida más independiente y autónoma en la que puedo demostrar mis capacidades. Mi cabeza me engañaba con límites imaginarios que ahora me he dado cuenta de que no existen…”. Apenas un mes después, por la cabeza de David solo bullen planes. El primero que ha decidido llevar a cabo, sacarse el carné de conducir para poder ir a trabajar en su propio vehículo: “Aunque a mí me gustan más las motos, pero el coche es más seguro”.
Como sus compañeros, David trabaja en la tienda, en su caso del autocentro Feu Vert Atalayas. Recepciona mercancía, repone producto y ya ha empezado a atender a clientes, junto a su compañera Elena, con la que ha formado equipo. Tanto Elena, como Ma José o Manuel, están encantados con David porque, pese a los nervios de todos los comienzos, desborda simpatía y absorbe como una esponja todo lo que le enseñan. Rocío, su preparadora laboral en Fundown, no puede estar más orgullosa: es la que mejor conoce su perseverancia y fuerza de voluntad. Rocío sabía que David iba a poder. Y vaya que si puede. De fuerza física, además de voluntad, no carece David: “Como me encanta hacer deporte y ejercicio, una de mis tareas favoritas son las baterías de coches. Me lo tomé tan a pecho, que un día me descargué y coloqué tres palets. A la mañana siguiente mis brazos parecían de gelatina. Ahora estoy empezando a dominar la atención al cliente, que al principio me ponía muy nervioso. Me encanta cada vez que logro una venta”.

En 2011, Feu Vert Ibérica S.A. se convirtió en la primera empresa europea del sector de la automación reconocida con el certificado Discert, que acredita a las empresas que cumplen, más allá de lo estipulado por ley, en la inclusión socio-laboral de las personas con discapacidad. Desde entonces, la empresa ha seguido trabajando en la implantación y el desarrollo de políticas de diversidad, mediante la contratación de personas evitando ningún tipo de discriminación. Región de Murcia se ha convertido en un modelo y ejemplo dentro de la compañía. Con la contratación de David Vicente en el autocentro de Feu Vert Atalayas se cumple el objetivo de contar con un compañero con discapacidad por autocentro. Ello se ha logrado, por supuesto, gracias al anhelo de Daniel Benítez, director regional de Feu Vert en la comunidad autónoma; Manuel, Javier, Alberto y Jorge, directores de los cuatro autocentros en la Región; la totalidad de la plantilla en Murcia y, por supuesto, con la colaboración inestimable de Fundown Murcia, a través de su coordinadora Irene y las preparadoras laborales Rocío y Alicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.