Celebramos el Día Internacional del Síndrome de Down con Lorena y Álvaro

Lorena y Álvaro son dos personas con Síndrome de Down y discapacidad, pero para nosotros son dos trabajadores más de Feu Vert. Ellos solo nos piden la oportunidad de que les conozcamos. Que no nos dejemos influir por los prejuicios de las personas con discapacidad. Y aprovechamos este 21 de marzo, Día Internacional del Síndrome de Down para concerles mejor. Detrás de esos rasgos diferentes, pero nunca inferiores, hay personas con una increíble historia personal y ahora también profesional gracias al trabajo de organizaciones como Down León, Fundown o Down Asturias y empresas como la nuestra.

Es el caso de Álvaro, del Autocentro Feu Vert de León. A Álvaro lo que más le gusta de su trabajo es colocar los neumáticos y las baterías, “porque eso le hace sentir más fuerte” nos cuenta Noelia, la jefa de servicio de la tienda. Cuando hace esto, Álvaro aprovecha y enseña sus músculos, lo que ha provocado que su jefe de taller le apode como “Sansón”.

Álvaro, en el Autocentro de León.

También es el caso de Lorena, de Feu Vert Gijón, que nos cuenta lo rápido que se le pasa el tiempo cuando trabaja, hasta tal punto de que en más de una ocasión ha perdido el tren de vuelta a casa. Desde entonces sus compañeros le recuerdan siempre la hora de salir, a lo que ella siempre les replica “tranquilos que el tren sale a y media, ¡me da tiempo!”. Es muy feliz con su trabajo.

Son sólo dos ejemplos. Dos ejemplos de superación, de integración. Álvaro y Lorena nos trasmiten con su trabajo que la integración no sólo es posible, sino que es obligada. “No se integró, nos integramos todos” apunta un compañero de Lorena. Quizás esa sea la clave. El trabajo de integración empieza por nosotros mismos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *